El municipio plantó más de 1.000 árboles en dos meses

A través del Programa “20.000 árboles” que comenzó hace dos meses, el gobierno de la ciudad ya plantó más de 1.000 ejemplares autóctonos en 38 barrios y escuelas de Posadas.

Entre las especies elegidas se encuentran chivatos, ligustros, rosas chinas, patas de buey, lapachos, jacarandas, cedros misioneros y acacias amarillas, entre otras.

La iniciativa se enmarca en el Plan Forestal Urbano, una legislación local que busca consolidar el arbolado de la ciudad para brindarle identidad, organización y significado al paisaje urbano promoviendo la conciencia ambiental y la calidad de vida de los ciudadanos.

Este trabajo se concreta en conjunto con las comisiones vecinales y diferentes organizaciones de la sociedad civil con el fin de recuperar y revalorizar los espacios verdes.

Las tareas son llevadas adelante por personal de las secretarías de Educación, Ciencia y Tecnología y de Servicios Públicos. En ese sentido, mientras un grupo realiza las plantaciones en plazas y bulevares, otro equipo efectúa paralelamente acciones de concientización con los vecinos de las zonas cercanas o los estudiantes.

La propuesta se desarrolla por segundo año consecutivo y en este 2019 redobla la apuesta al duplicar la cantidad de especies autóctonas que se plantarán.

“Esta actividad propone trabajar en equipo junto a los vecinos, las escuelas y las organizaciones para inculcar la valoración, el cuidado y el mantenimiento de nuestro medio ambiente. Queremos conservar la biodiversidad autóctona y mejorar la calidad de vida de los posadeños. Todos los plantines que utilizamos son provistos por el Vivero Municipal”, destacó Tatiana Benítez, directora de Educación Ciudadana.