Por qué Toy Story 4 es el éxito que bate récords

Además del interés por la secuela, la película se exhibe en 606 salas, más del 60% del total. Tuvo el arranque histórico más taquillero del cine en la Argentina.

Un espectacular arranque ha tenido Toy Story 4 en la Argentina. El jueves, el día de su estreno, la vieron 423.718 espectadores, lo que la convierte no sólo en la película de mejor arranque en lo que va de 2019, sino en toda la historia del cine en nuestro país.

Pero los datos, fríos, de las cifras, permiten otro análisis, sobre el comportamiento del público, de acuerdo, pero también de cómo las ofertas cinematográficas se siguen atomizando. Y cada vez más.

La nueva película de Pixar y Disney se exhibe en 606 pantallas, algo más del 60 % del total de cines que hay en la Argentina.

La ecuación que manejan tanto los exhibidores (los dueños de los complejos de cines) y los distribuidores (los que tienen los derechos de explotación en salas de las películas) cada vez se asemeja más a lo que sucede en Norteamérica -no solamente los Estados Unidos, sino también Canadá-.

Woody y Forky, nuevos amigos.

Woody y Forky, nuevos amigos.

Las producciones hollywoodenses copan las pantallas también en Norteamérica en su semana de estreno. La idea es que ése es el lapso en el que deben demostrar cuál es su potencial para llevar púbico a las butacas, y gente al Candy bar.

Lo hemos dicho una y mil veces: el negocio de las salas no está en lo que reciben por el precio de la entrada (porque se lo reparten, aquí y en todas partes entre exhibidores y distribuidores) sino en la venta de pochoclo, gaseosas y snacks. Tienen bajo costo y muy alto rendimiento en la relación, precisamente, costo beneficio.

Se sobrecumplan las “medias” o no -la cantidad de entradas que una película debe vender de jueves, día de estreno, al domingo inclusive, para seguir, o no, otra semana en cartel a partir del jueves siguiente-, el circuito indica que cada jueves, en temporada alta, hay un tanque de Hollywood que se estrena. Y que sale a torear al resto.

Aladdin, para dar un ejemplo cercano, no la pudieron bajar de la cima en la preferencia del público argentino ni Godzilla II: El rey de los monstruos, primero, ni X-Men: Dark Phoenix, ni Hombres de Negro: MIB Internacional. Así, la película con actores basada en el clásico animado de Disney estuvo cuatro semanas al tope de las recaudaciones.

La competencia con Avengers: Endgame

La pregunta ahora pasa a ser si, tras el éxito de Avengers: Endgame (cortó hasta este jueves 3.856.712 tickets), Toy Story 4 se convertirá en la película más vista del año.

Y esta semana le cederá el cetro a otra producción de Disney… A propósito, y esto lo analizaremos más en profundidad dentro de pocos días, cuando termine el primer semestre: las cinco películas más vistas de lo que va de 2019 son producciones de los estudios del Ratón Mickey.

Y van a ser seis en breve, porque Toy Story 4 no sólo va a sobrepasar la barrera del millón de espectadores, que es la otra marca que tienen en común Avengers: Endgame, Wifi Ralph, Capitana Marvel, Aladdin y Dumbo, en ese orden.

Buzz Lightyear, Woody, Giggle McDimples y Bo Peep, los personajes de Toy Story 4. EFE/ Disney Pixar

Buzz Lightyear, Woody, Giggle McDimples y Bo Peep, los personajes de Toy Story 4. EFE/ Disney Pixar

La pregunta ahora pasa a ser si tras el ¿increíble? éxito del filme de Marvel que marcó la despedida de algunos superhéroes –Avengers: Endgame cortó hasta este jueves 3.856.712 tickets-, Toy Story 4 se convertirá en la película más vista del año.

Bueno: en vacaciones de invierno llega la nueva versión de El Rey León

Toy Story, en la vida real: el video de Woody y Buzz Lightyear a toda velocidad

El récord histórico de cantidad de espectadores en la Argentina lo tiene -hasta ahora- Minions, que en 2015 fue vista por 4.933.196 espectadores.

Los récords están para ser superados. Y aunque se hable y se sienta la crisis, las cifras del cine en nuestro país parecen ir por otro andarivel.

(clarin.com)