Ricardo Báez se prepara en el CePARD para luchar en los Juegos Panamericanos 2019

El luchador misionero Ricardo Báez está realizando la preparación para competir en los Juegos Panamericanos Lima 2019, en el Centro Provincial de Alto Rendimiento Deportivo (CePARD).

Desde esta semana, y durante un mes y medio, el atleta posadeño realiza sesiones matinales de entrenamiento físico en el moderno gimnasio y por la tarde hace hincapié en los aspectos técnicos sobre el colchón olímpico con su hermano Nicolás como sparring, bajo la supervisión del Director Técnico Nacional de la disciplina, Erik León.

“Esta oportunidad de poder entrenar acá en la provincia me viene muy bien, porque las instalaciones y condiciones me permiten hacerlo sin problemas, y además tengo cerca el afecto de la familia, más la contención del Ministerio de Deportes. Todo eso me hace sentir cómodo”, expresó.

En el CePARD, el Ministerio de Deportes tiene a disposición de las federaciones y asociaciones provinciales, el gimnasio polifuncional y el asesoramiento de un equipo multidisciplinario con el objetivo de acompañar la preparación integral de los deportistas de mediano y alto rendimiento, como es el caso de Báez con miras a Lima 2019 (26 de julio al 11 de agosto).

Ricardo luchó por la clasificación en el campeonato Panamericano Senior, que se realizó en Buenos Aires. Sin embargo, no pudo lograrlo. “Hice una buena preparación para ese torneo pero no llegué bien porque tuve una inflamación en el codo, bajé de peso y eso me perjudicó”, reveló.

Sin embargo, semanas después, surgió una bacante en las plazas nacionales para Perú y la Federación Argentina de Luchas Asociadas decidió otorgarle ése lugar al misionero. “Estaba muy bajoneado por el resultado, pero si me surgió esta posibilidad de ir a Lima debe ser por algo, y tengo que aprovecharla. Ahora físicamente estoy bien, a dos kilos de la categoría que voy a competir (hasta 86 kilogramos). Mentalmente

también estoy muy bien, venía mal, con mucho estrés, que me impedía concentrarme en los entrenamientos y en el objetivo”, contó.

Cuando la entidad nacional lo designó para ocupar la plaza en los Juegos Panamericanos, también decidió enviar a León a Misiones, para prepararlo. Entonces, el Ministerio de Deportes asumió el compromiso de cubrir la estadía del entrenador. “Estoy orgulloso que él este acá en la provincia preparándome para Lima. Tengo que aprovecharlo al máximo”, expresó el atleta.

León, quien se autodefine como un enamorado de la lucha, es el referente nacional de la disciplina, llegó al país hace algunos años desde Cuba especialmente para tal fin. Fue el DT del equipo argentino para los JJ.OO de Juventud 2018 y ahora es el coordinador técnico para Dakar 2022. Por lo que está cumpliendo un doble objetivo en Misiones, observando al mismo tiempo los talentos (atletas nacidos en 2005 y 2006) que hay en la provincia con vistas a ese objetivo.

El cubano, que está por segunda vez en Misiones, detalló algunos aspectos de la preparación. “Ricardo físicamente está muy fuerte. Estamos haciendo hincapié en mantener los niveles de preparación para que pueda tener un ritmo de combate muy elevado. También en mantener y aumentar la potencia de las piernas para el trabajo de ataque y contragolpe”, precisó el entrenador. “Además, sobre el colchón, tareas tácticas que debe entrenar y saber cómo hacerlo, como pasar de la defesa al ataque. Rescatar y reforzar el sistema de pelea, aprovechando sus brazos y piernas largas, para lograr mayor efectividad”, agregó.

Ricardo tiene 23 años y forjó su carrera deportiva en el estilo Libre de lucha lejos de la provincia, específicamente en Buenos Aires. Entre sus logros, estuvo a un paso del podio en los Juegos Panamericanos 2015 en Toronto, cuando era juvenil, pero también cosechó la medalla de plata en los Juegos Odesur 2018, año en el cual también obtuvo triunfos y podios en Rusia y Rumania. Ahora, con esos antecedentes y todo lo que significa poder prepararse en su casa, quiere seguir el mismo camino.