Cuidados del sol: cómo prevenir daños en la piel de los niños

La prolongada exposición al sol sin una adecuada protección, sobre todo en estos meses donde los rayos del sol están cada vez más fuerte, puede producir daños a nuestra piel y por ello afectar a nuestra salud. Por este motivo, la Dermatóloga Graciela Sosa del Hospital Pediátrico Fernando Barreyro, recomienda algunas medidas a tener en cuenta sobre todo para cuidar a los niños.

¿Qué daños provoca sobre la piel la exposición a los rayos ultravioletas?

“En realidad, los niños no deben estar expuestos al sol pleno, la teoría es: que los menores de 3 años no deberían usar protectores solares porque puede ser tóxico para los chicos, hasta esa edad. Siempre los llevan a la playa y a esa edad no tienen que estar expuestos al sol o ir en horarios permitidos, de tardecita o bien temprano. Después de los 3 años pueden estar al sol, y el sol les hace bien porque te hace bien al estado de ánimo también”.

¿Cuáles son los horarios en los que es aconsejable evitar estar expuesto al sol?

Ahora el sol está mucho más fuerte, entonces lo aconsejable sería antes de las 10 de la mañana estar expuesto al sol y después de las 17hs, o sea dejar ese rango de hora y tratar de no exponerse en esos horarios.

¿Cuáles son los grupos de riesgos más sensibles que deben cuidarse más de sol?

“En realidad todos, pero los niños son los de más riesgo porque el sol es acumulativo. El sol daña el material genético de las personitas, entonces eso después se manifiesta en el futuro, produciendo cáncer de piel, manchas, foto envejecimiento, arrugas, entre otras cosas. Los chicos de piel blanca son los que más sufren porque son los que menos protección tienen. Cuando la piel es más blanca, más daño va a sufrir. Es por eso que entró el programa de Albinismo, el Albinismo es ese que no tiene protección, tiene la piel muy blanca, sale al sol y la piel le queda roja no se broncea. Ellos entrarían en el grupo de riesgo por eso salió la ley de Albinismo y se les da protectores solares.Pero cuanto másblanca sea la persona, más riesgo tiene de que el sol se acumule y que dañe el ADN y que después tenga daños como el cáncer, y un montón de otras lesiones cuando es adulto. No se le va a notar cuando son chiquitos, se les va a notar cuando son grandes”.

¿Qué tipo de quemaduras causadas por el sol pueden aparecer en la piel?

“En realidad hay que diferenciar porque está el daño agudo que es en el momento inmediato, piel roja y muy dolorosa. Ese es el que se quemó ahora. Después está el daño crónico a larga data, es decir, es el daño acumulativo que son manchas marrones, blancas,

zonas ásperas de la piel que se llama queratosis actínica, manchitas rosadas y ásperas eso es fotodaño pero ya antiguo, y elastosis solar. Ya es daño solar viejo”.

¿Cuáles son las cremas y qué factor es recomendable usar para cada piel?

“En realidad el factor de protección solar por ejemplo indica: un factor de protección solar de 30 te indica que podes estar 30 veces más expuesto al sol sin quedar rojo. Si no usan crema están sin ninguna protección. Por el contrario, si aplican un protector de 10, se va a tardar 10 veces más en quedar rojo, es en base al editema a lo rojo que te pones en el sol. Pero, si en cambio utilizan un protector de 50, esto significa que uno puede estar expuesto al sol sin quedar rojo, ese es el significado. También depende mucho del color de piel, por ejemplo, si tenes un bebe muy blanco y uno de piel más morena, éste último no necesita tanta protección porque ya tiene una protección natural, ya tiene más pigmento entonces no necesita tanta protección. Un bebe muy blanco necesita una protección muy alta, por lo menos de 50 o 65 y un morenito uno de 30 porque ya tiene protección. Depende del color de piel de cada niño, fototipo se llama eso. Hay fototipo del 1 hasta el 5 y dependiendo de ello se sabe que protecciones solares necesita cada uno”.

¿Cuáles son las áreas más sensibles del cuerpo que hay que proteger?

“En realidad todo el cuerpito, no hay un área más sensible. Todo el cuerpo hay que proteger. Lo importante, y que hay que recalcar es que el protector solar hay que aplicarlo media hora o 40 minutos antes de salir al sol, en muy poca cantidad y que la crema penetre bien la piel. Cuando hace mucho calor se debe aplicar cada 3 o 4 horas. Hay que tener en cuenta que cuando está nublado es peor, mas radiación ultra violeta hay, por eso uno se broncea más cuando esta nublado. Te quema mucho más porque hay radiación”.

¿La ropa evita la radiación?

“Sí. Sobre todo las ropas que son oscuras, por ejemplo, si uno utiliza una ropa negra siente mucho más calor, porque pasa el calor pero no tanta radiación ultra violeta.En cambio, si se usa una remera blanca, uno está fresco pero los rayos ultravioleta atraviesan igual. Uno deja pasar el sol, el otro deja pasar los rayos ultravioletas”.

En cuanto a los protectores solares ¿Cómo saber si el niño es alérgico a ellos?

“Lo recomendable es comprar protectores solares y que la mamá le ponga en una parte del cuerpito, por ejemplo, en una parte del brazo y si dentro de unas horas no se pone rojo entonces puede usar. La alergia se nota como manchas rojas o hinchazón inclusive, y se pone rojo como que se quemó. Lo recomendable antes de usarlos es probarlos antes en una parte del cuerpo del niño y si hay alguna reacción alérgica evitar esa marca, pero usar

otra. El protector hay que usar. El protector solar tiene que ser de este año, no del año pasado porque ese ya no sirve más, ya perdió su función porque estuvo abierto”.

¿A partir de qué edad es recomendable para los adolescentes empezar a tomar sol?

“A la piel misma lo que le hace, es que el sol se acumula en los chicos por eso es importante que uno empiece a tomar sol después de los 20, porque los primeros 20 años el sol se acumula. Por ejemplo, si una chica de 15 años está en plena siesta tomando sol, ahí no se le nota nada el daño que le hace, pero cuando es adulto sí, porque pasando los 20 años, los 40, los 50 años se muestra el foto daño, se llama foto daño lo que te produce. El sol daña al ADN, al material genético que tenemos y queda guardado, entonces después uno tiene manchas blancas, marrones y queratosis actínica, todos esos daños son producidos por el sol acumulado durante la primera infancia y la adolescencia, hasta los 20 años que el sol se acumula. Después también pero lo seguís prolongando en el tiempo”.