«Macri terminará el mandato con 5 millones más de pobres que al asumir»

Lo dijo el candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández basado en los datos del INDEC. La pobreza subió al 35,4% en el primer semestre de 2019 y afecta a 16 millones de argentinos

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (INDEC) informó este lunes que la pobreza alcanzó, en el primer semestre del año, al 35,4% de los argentinos. La indigencia en tanto llegó al 7,7%. Estos guarismos son previos a la megadevaluación post PASO y a la nueva disparada de la inflación que la siguió por lo que se espera que la pobreza siga en aumento en la segunda mitad de este año.

Así el presidente Mauricio Macri, quien llegó al gobierno prometiendo Pobreza Cero transitará la etapa final de su primer mandato con el índice de pobreza más alto de los últimos 17 años. A poco más de dos meses de finalizar su mandato no solo no la redujo si no que la multiplicó.

«Si cuando termino mi presidencia no bajé la pobreza. habré fracasado, más allá de las cosas que hayamos obtenido. Todo lo demás serían excusas», había asegurado al dar a conocer el primer índice de pobreza de su gestión.

Se trata de un aumento de 5,1 puntos porcentuales desde que el INDEC volvió a publicar el índice de Pobreza y que llegó al 30,3% en el segundo semestre de 2016.

La pobreza no dejó de subir en el último año. Afectaba al 27,3% de los argentinos en el primer semestre de 2018, subió al 32,0% en el segundo semestre de ese año, y llegó ahora al 35,4% en los primeros 6 meses de este año.

En el último año la pobreza se disparó 8,1 puntos porcentuales.

La pobreza entre los chicos menores de 14 años llegó al 52,6% mientras que la indigencia afecta al 13,1%.

Por otra parte el noreste argentino concentra los mayores niveles de pobreza. En esa región llegó al 42,4% y la indigencia al 11,2%.

En tanto, el conglomerado urbano con mayor pobreza es Concordia con el 52,9%.

Cómo mide el Indec la pobreza

La metodología empleada es la de medir la pobreza por ingresos a través de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH). La encuesta mide la proporción de la población que vive en hogares cuyos ingresos totales familiares no alcanzan para cubrir las necesidades básicas más servicios básicos (pobres), y los hogares que ni siquiera pueden cubrir las necesidades alimenticias básicas (indigentes).

¿Qué representan esto conceptos? La Canasta Básica Alimentaria (CBA) corresponde al costo de una canasta alimentaria mínima que incluye las calorías mínimas necesarias para estar “sano”, recordó CEPA.

La CBT, Canasta Básica Total, por su parte incluye además otros bienes y servicios que representan una calidad “mínima” de vida. Si un hogar no tiene ingresos que superen la CBT, es pobre. Y si no supera la CBA es indigente.

«Debemos observar que la metodología por ingresos constituye una manera de medir la evolución de la pobreza/indigencia que no da cuenta cabalmente de las privaciones materiales de los hogares. De incluirse en la ecuación cuestiones indispensables como, por ejemplo, el costo de los alquileres, remedios (principalmente en el caso de los jubilados), y alimentos específicos en los hogares con bebés; sin dudas el indicador arrojaría resultados aún más preocupantes», alertaron los economistas de CEPA.

(minutouno.com)