Alerta dengue: Ciudadanos preocupados en ciudades sin limpieza

La preocupación entre los misioneros por la amenaza del dengue en la provincia crece día a día, sin embargo, de acuerdo a lo observado por los mismos vecinos, las autoridades sanitarias y los intendentes no dan señales claras de que se implementen todas las medidas necesarias para evitar una nueva epidemia este verano.

Las noticias que llegan desde nuestras fronteras son más alarmantes aún. Según las autoridades sanitarias del vecino país, Paraguay se prepara para una de las peores epidemias de dengue de la última década, con un registro actual de unos 350 casos sospechosos de dengue semanales.

Y peor aún si se observa y se compara la reacción del Estado en este sentido: “A finales del mes de octubre, en Paraguay activamos la alerta epidemiológica porque superamos el umbral endémico posterior a la temporada de frío. A partir de ese entonces comenzamos a registrar aumentos en las notificaciones de casos sospechosos de dengue”, explicó Ojeda a la agencia EFE.

Alerta Dengue: Ciudadanos preocupados en ciudades sin limpiezaLa preocupación entre los misioneros por la amenaza del Dengue en la provincia crece día a día, sin embargo, de acuerdo a lo observado por los mismos vecinos, las autoridades sanitarias y los intendentes no dan señales claras de que se implementen todas las medidas necesarias para evitar una nueva epidemia este verano.En pocas semanas el panorama podría ser mucho más grave, por eso es necesario que Salud Pública y los intendentes salgan ya a contener y prevenir el drama. En estos casos no sirve esperar al recambio del 10 de diciembre, se necesitan soluciones urgentes porque a la sociedad no le interesa saber qué intendente, qué ministro o qué gobernador es el responsable, le interesa y necesita los resultados.Las noticias que llegan desde nuestras fronteras son más alarmantes aún. Según las autoridades sanitarias del vecino país, Paraguay se prepara para una de las peores epidemias de dengue de la última década, con un registro actual de unos 350 casos sospechosos de dengue semanales.Y peor aún si se observa y se compara la reacción del Estado en este sentido: “A finales del mes de octubre, en Paraguay activamos la alerta epidemiológica porque superamos el umbral endémico posterior a la temporada de frío. A partir de ese entonces comenzamos a registrar aumentos en las notificaciones de casos sospechosos de dengue”, explicó una funcionaria de ese país a la agencia EFE.Es decir, desde octubre están realizando tareas de prevención en ese país. Y mas allá de las diferencias en la cantidad de casos y la situación epidemiológica, la reacción debería al menos tener alguna similitud en nuestra provincia, especialmente desde lo más básico, como la limpieza municipal y el control vectorial de Salud Pública.Sin ir más lejos, en Corrientes tomaron mejor nota de la gravedad del escenario que se podría presentar. Las autoridades de esa provincia ya salieron a adviertir que en el verano podría registrarse fuerte brote de la enfermedad. Desde el área de Epidemiología de la vecina provincia instaron a los vecinos a redoblar esfuerzos en el orde­namiento ambiental, pero al mismo tiempo comenzaron un fuerte trabajo de prevención desde el Estado y especialmente desde los municipios.Angelina Bobadilla, titular de Inmunizaciones de Corrientes dijo: “El panorama es muy complicado regionalmente, nosotros como provincia en la Argentina estamos insertos en una situación muy complicada en el sur de Brasil y Para­guay porque son zonas que presentan gran cantidad de casos de dengue y una va­riedad de los serotipos circulantes que aumentan el riesgo de la posibilidad de dengue grave”.

Publicado por Eduardo Perez en Miércoles, 27 de noviembre de 2019

Es decir, desde octubre están realizando tareas de prevención en ese país. Y más allá de las diferencias en la cantidad de casos y la situación epidemiológica, la reacción debería al menos tener alguna similitud en nuestra provincia, especialmente desde lo más básico, como la limpieza municipal y el control vectorial de Salud Pública.

Sin ir más lejos, en Corrientes tomaron mejor nota de la gravedad del escenario que se podría presentar. Las autoridades de esa provincia ya salieron a advertir que en el verano podría registrarse fuerte brote de la enfermedad. 

Desde el área de Epidemiología de la vecina provincia instaron a los vecinos a redoblar esfuerzos en el orde­namiento ambiental, pero al mismo tiempo comenzaron un fuerte trabajo de prevención desde el Estado y especialmente desde los municipios.

Angelina Bobadilla, titular de Inmunizaciones de Corrientes dijo: “El panorama es muy complicado regionalmente, nosotros como provincia en la Argentina estamos insertos en una situación muy complicada en el sur de Brasil y Para­guay porque son zonas que presentan gran cantidad de casos de dengue y una va­riedad de los serotipos circulantes que aumentan el riesgo de la posibilidad de dengue grave”.