Autorizan a Misiones a cubrir en especie deuda con Cammesa

La provincia hará uso del 30% de las regalías de Yacyretá para cubrir parte de los compromisos con el mercado energético nacional.

El ministro de Energía de MisionesSergio Lanziani, estimó en unos 40 millones de dólares anuales a valores constantes, el logro histórico de haber conseguido que, después de una larga demanda, la provincia pueda cobrar las regalías de Yacyretá en energía y no en pesos. Ese valor se refleja en la disminución del 30% en la factura que Electricidad de Misiones Sociedad Anónima (EMSA) paga a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico, CAMMESA.

Esta semana, el Ministerio de Hacienda autorizó el ingreso de la empresa EMSA en calidad de “provincia comercializadora de regalías en especie” del mercado mayorista.

En febrero de 2017, el entonces Ministerio de Energía, a cargo de Juan José Aranguren, accedió a uno de los pedidos de Misiones para potenciar los recursos recibidos por las regalías de la represa argentino-paraguaya de Yacyretá.

Hasta ese momento, las provincias recibían las regalías en dinero, pagados en el tiempo en el que la entidad consideraba, y Misiones pidió recibir ese porcentaje en energía para decidir su utilización.

Tiempo atrás, en un informe que brindó durante el tratamiento en comisión del Presupuesto Provincial 2020, Lanziani subrayó que esos fondos serán útiles para avanzar en alguna de las soluciones que necesita la provincia para mejorar su infraestructura de distribución. “Misiones tiene que resolver urgente la expansión de nuestra sistema de redes de distribución porque el escenario a diez años duplicará la demanda”, dijo.

Para el funcionario de Hugo Passalacqua, el 30 por ciento de regalías para Misiones es poco. “Misiones merece más porque así está establecido en la ley de regalías que fue deformada por la Secretaría de Energía de la Nación”, subrayó

En el informe brindado a los legisladores Lanziani aseguró “la provincia reclama deudas por regalías por Yacyretá mal rendidas durante los últimos 20 años a razón de 81 millones de dólares por año”.

Explicó que por ley 23.164 sancionada en los años del gobierno de Raúl Alfonsín se estableció que “las provincias en cuyos territorios se encuentren las fuentes hidroeléctricas percibirán mensualmente el 12% del importe que resulte de aplicar a la energía vendida a los centros de consumo, la tarifa correspondiente a la venta en bloque determinada según los mecanismos establecidos en el artículo 39. En el caso que las fuentes hidroeléctricas se encuentren en ríos limítrofes entre provincias o que atraviesen a más de una de ellas este porcentaje del 12 % se distribuirá equitativa entre ellas”.

A la vez, el tratado de Yacyretá determinaba que de los 20.000 mil Gw/h año sea distribuido en partes iguales a la Argentina y Paraguay, pero en realidad la Argentina consume 18.000 Gwh/ por año, valor sobre el que deben ser calculadas las regalías. “Bien claramente dice la ley aplicar a la energía vendida”, subrayó Lanziani. En esto radica un reclamo al que se sumaron los correntinos y que el entonces ministro de Energía Juan José Aranguren encontró razonable.

El otro reclamo se monta en una iniciativa del presidente de la Cámara de Diputados de la provincia, Carlos Rovira, que movió a los representantes de Misiones en el Congreso Nacional a establecer con fuerza de ley, el pago de regalías hidroeléctricas se hará efectivo en energía y deberá efectuarse dentro del mismo plazo que se define para el pago de las transacciones de energía eléctrica en el mercado. Argumentaba Rovira que las “demoras en el pago y las erróneas liquidaciones de las regalías hidroeléctricas que reciben las provincias vinculadas a Yacyretá provocan severos daños al erario de los Estados provinciales, generando así una importante deuda del Estado Nacional para con nuestras Provincias”.

(ambito.com)