Rápido accionar de policías salvó cinco vidas en la última semana

La vocación de servir, el compromiso y la formación permanente que brinda la Institución, se vieron reflejados en el rápido accionar de un grupo de policías que en la última semana salvaron cinco vidas en distintas circunstancias, cuatro en la ciudad de Posadas y una en la localidad de Leandro N. Alem.

La inusual situación se presentó cuando los pedidos de auxilio fueron recibidos por estos policías, quienes reaccionaron inmediatamente y, oportunamente, tras escuchar los llamados, activaron el protocolo de rescate para cumplir con su misión. De esta manera, evitaron que la tragedia entre en la vida de estas familias misioneras y de su entorno.

Todo empezó el lunes 18 del corriente alrededor de las 11 en el puente Blas Parera de Posadas, donde una mujer fue rescatada y contenida por efectivos del Comando Oeste y la comisaría 7ma. En esa zona, encontraron a la víctima parada sobre la baranda del viaducto desde donde amenazaba con tirarse a las aguas del arroyo Mártires. Una decisión que fue revertida tras un intenso diálogo con el personal policial, que tendió su mano a la mujer y la sacó del peligro.

Un nuevo episodio sucedió en horas de la tarde del miércoles 20, cuando una mujer con su hijo prematuro en brazos llegó al Hospital Samic de la localidad de Alem por el delicado cuadro de salud del bebé, de acuerdo al diagnóstico del médico de guardia.
En esta instancia, pese a que el profesional solicitó la internación de la criatura su madre se retiró del nosocomio, por lo cual se disparó el aviso a la Policía que inmediatamente procedió a la ubicación de la progenitora y el menor. El complejo caso requirió que el bebé sea nuevamente trasladado al centro de salud.

En ese entonces, el niño perdió los signos vitales y fue reanimado por la oficial subayudante Katia Lima, quien logró estabilizarlo. Después de su intervención quedó internado en el sector de neonatología con diagnóstico reservado.

El siguiente hecho se registró el último viernes cerca de las 13, cuando una mujer con su hija de 2 años en brazos ingresó a la Comisaría Seccional 16ta de Posadas. Aquí, comenzó la intervención de los policías, que asistieron con maniobras de RCP a la pequeña que había caído en una pileta de lona y no presentaba signos vitales.

Ante esto, el jefe de la dependencia, el subcomisario Cristian Runque, alzó a la niña para trasladarla al Hospital Favoloro. Una vez en camino al nosocomio, con la colaboración del sargento Cristian Miño, realizó las maniobras de reanimación que le salvaron la vida. Luego, fue derivada al hospital Pediátrico Dr. Fernando Barreyro, donde si bien se encuentra estable, su diagnóstico es reservado.

El pasado sábado se dio el cuarto caso cerca de las 9. El Centro Integral de Operaciones 911 observó a través de las cámaras de seguridad que una joven requería ayuda en medio de un picado Río Paraná, por lo que la mujer no podía regresar a la orilla debido al fuerte oleaje.
Ante este escenario, los efectivos dieron el alerta a la Dirección de Agrupación Motorizada, que patrullaba la zona de la Costanera de Posadas, donde se puso en marcha el rescate, que estuvo a cargo de los oficiales subayudantes, María Amarilla, Pedro Bogado y Leonardo Bordón, como así de los suboficiales del destacamento Seguridad Costanera, Víctor Butvilofsky y Christian Acosta, quienes no dudaron e ingresaron al río para salvar a la mujer.

La asistencia no fue nada fácil, pero mediante un trabajo en equipo y el conocimiento de las maniobras de salvamento, lograron acercar a la joven a la orilla donde fue asistida. Luego, trasladada al Hospital Madariaga para su recuperación.

El último pedido de auxilio se recibió este lunes por la noche, cuando nuevamente los radios operadores de la Policía alertaron de otra dramática situación que se presentó sobre el puente peatonal, ubicado frente al complejo La Mansa (acceso Sur), donde un joven aparentemente pretendía arrojarse del puente.
En este caso, trabajaron los profesionales de la Dirección General de Servicios Sociales y el gabinete interdisciplinario de la Unidad Regional X, que contuvieron a tiempo al joven e inmediatamente dieron aviso de la situación a sus familiares.

En cada uno de estos hechos, los médicos destacaron la formación de los efectivos que demostraron estar a la altura de las circunstancias y con su ayuda dieron una segunda oportunidad a estas vidas.

Por otra parte, desde la Jefatura de Policía adelantaron que todos los efectivos que intervinieron en los rescates serán distinguidos por enaltecer a la institución en la misión de salvar vidas.