También hay buenos ejemplos en Misiones

La imagen de un legislador provincial "impidiendo" el normal desarrollo de un simple operativo vial, es tan lamentable como real.

Sin dudas, en la provincia todavía abundan los malos ejemplos. Hay funcionarios públicos con jugosos sueldos e inagotables privilegios que no están a la altura del cargo, y qué por los casos que están a la vista, nunca lo estarán.

Sin embargo, afortunadamente en muchos otros ámbitos, y con salarios que quizás apenas alcanzan la linea de la pobreza; hay quiénes honran su profesión y ponen todo en juego para contribuir a mejorar la sociedad misionera.

El contraste es muy fuerte: un diputado, con una dieta por encima de los 200 mil pesos, haciendo papelones y hasta manchando la importante imagen de su investidura. Del otro lado, simples ciudadanos preocupados por pagar próxima la factura de EMSA, en ocasiones arriesgando sus trabajos y hasta su vida.

También hay buenos ejemplos en Misiones La imagen de un legislador provincial "impidiendo" el normal desarrollo de un simple operativo vial, es tan lamentable como real.Sin dudas, en la provincia todavía abundan los malos ejemplos. Hay funcionarios públicos con jugosos sueldos e inagotables privilegios que no están a la altura del cargo, y qué por los casos que están a la vista, nunca lo estarán. Sin embargo, afortunadamente en muchos otros ámbitos, y con salarios que quizás apenas alcanzan la linea de la pobreza; hay quiénes honran su profesión y ponen todo en juego para contribuir a mejorar la sociedad misionera.El contraste es muy fuerte: un diputado, con una dieta por encima de los 200 mil pesos, haciendo papelones y hasta manchando la importante imagen de su investidura. Del otro lado, simples ciudadanos preocupados por pagar próxima la factura de EMSA, en ocasiones arriesgando sus trabajos y hasta su vida.

Publicado por Eduardo Perez en Lunes, 25 de noviembre de 2019