Pirotecnia: Pablo Velázquez presentó el proyecto “un cielo para todos”

La medida apunta a establecer “la prohibición del uso y comercialización de artículos de pirotecnia y todo producto similar destinado a provocar ruidos mediante detonaciones”.

El concejal realizo la presentación formal al Honorable Concejo Deliberante para que no exista más demora en la discusión de la problemática.

La medida apunta a establecer “la prohibición del uso y comercialización de artículos de pirotecnia y todo producto similar destinado a provocar ruidos mediante detonaciones”.

El proyecto se denomina “un cielo para todos” y tiene el propósito de garantizar la integridad física de las personas y la protección del ambiente y los animales de la ciudad. Pero además, se busca atender las necesidades especificas de las personas con discapacidad sensorial y TEA quienes a raíz de la pirotecnia transitan por una situación traumática, la cual no solo afecta a la persona sino también a sus familias. “Es el momento para recordar a las autoridades que nuestra ciudad aún no tomo una definición al respecto de este tema”, aseguró Velázquez.

El artículo 1 del proyecto establece que “queda prohibido a partir del día de la fecha, en el ámbito de la ciudad de Posadas, la fabricación, comercialización, almacenamiento, transporte, distribución y uso de artículos de pirotecnia”. En el articulado, Velázquez especifica que “la violación a la prohibición contenida en la presente ordenanza por parte de los particulares, constituirá una infracción contemplada en el Código de Procedimientos en Materias de Faltas de la ciudad de Posadas”.

“La violación a la prohibición contenida en la presente ordenanza por parte de los comercios situados en la ciudad de Posadas, constituirá una infracción contemplada en el Código de Procedimientos en Materias de Faltas de la ciudad de Posadas correspondiendo además la clausura del comercio por el término de cinco (5) días. En caso de reincidencia corresponderá el máximo de multa y el doble de los días de clausura. En todos los casos corresponde el decomiso inmediato de los artículos de pirotecnia para su posterior destrucción como lo disponga el Juzgado de Faltas”, señala el artículo 5.

La ordenanza establece también que el Municipio deberá proveer de las herramientas necesarias para realizar Campañas destinadas a informar y crear conciencia en la población sobre los peligros que implica el uso irresponsable de pirotecnia, tanto en los seres humanos como así también en animales y medio ambiente.

“El uso de pirotecnia puede generar en los seres humanos taquicardia, temblores, aturdimiento, pérdida de control, miedo y/o muerte. Los efectos en los animales son diversos y de diferente intensidad y gravedad. Los animales domésticos suelen sentir temor y al huir pueden ser víctimas de accidentes o extraviarse, así como correr detrás de los explosivos por simple curiosidad pudiendo ingerirlos, perder la vista o lesionarse. Las aves reaccionan frente a los estruendos con taquicardia que puede provocarles la muerte; los insectos y otros animales pequeños poco pueden hacer para no ser dañados, la pirotecnia es para ellos un explosivo de gran tamaño”, se explica en los fundamentos de la presentación del concejal.